Cómo el restaurante africano Baobab Fare encontró el éxito en Detroit

También tenía un gran sueño: llevar comida de su país de origen a Detroit. Participó en un programa empresarial local en 2017 y la pareja ganó el premio de $50,000 para ayudarlos a iniciar su restaurante. Finalmente abrieron las puertas de su aireado restaurante, Tasa de baobabprincipios de 2021, en medio de una pandemia.

Las distinciones se sucedieron. En febrero, la pareja fue nombrada semifinalistas al mejor chef del mundo por segunda vez. Premio James Beardy en marzo, Mr. Mamba ganó un episodio de «Cortadoun concurso de cocina en Food Network, y con él, $10,000. Ahora están donando el dinero del premio a Casa de la libertad de Detroitla organización sin fines de lucro que ha ayudado a la Sra. Nijimbere y a otros solicitantes de asilo a escapar de la persecución.

«Mamba es lo que quieres que sea el resto de la humanidad», dijo Elizabeth Orozco-Vásquez, directora ejecutiva de Freedom House Detroit.

El Sr. Mamba, de 42 años, creció en Burundi, África Oriental, y aprendió a cocinar sabores regionales tradicionales de la mano de su madre, propietaria de un restaurante. Ella le enseñó a cocinar con sus sentidos, no solo con recetas, lo que le dio una ventaja sobre «Chopped» cuando se enfrentaba a proteínas desconocidas para él, como el avestruz y las vieiras. Pero dijo que las habilidades culinarias que lo llevaron al programa no se comparan con el talento de su esposa.

«El mejor cocinero ni siquiera soy yo, es Nadia», dijo.

Sin embargo, la Sra. Nijimbere, de 41 años, no está en el centro de atención y no quería aparecer en la televisión nacional. Mr Mamba estuvo a punto de rechazar a los productores de ‘Chopped’, pero decidió competir él mismo porque sintió que era importante compartir su comida y la historia de cómo dos refugiados se convirtieron en propietarios de empresas.