Gestación subrogada: 5 países que ofrecen las mejores condiciones

En la actualidad, la posibilidad de buscar ayuda para formar una familia se ha vuelto viable en cualquier parte del mundo y es accesible para todas las parejas gracias a la gestación subrogada.

Esta opción ha ganado popularidad y aceptación en las últimas décadas, brindando una gran felicidad a numerosos padres que han logrado construir su familia mediante el apoyo invaluable de médicos, quienes han desarrollado nuevas alternativas para la concepción.

Asimismo, la presencia de agencias especializadas ha agilizado la conexión entre los padres y los expertos más calificados para satisfacer sus anhelos y requerimientos de manera efectiva.

A pesar de que muchas agencias internacionales proporcionan sus servicios en diversas naciones, se ven obstaculizadas por legislaciones locales que les impiden operar en el mismo lugar donde tienen su sede.

Tomemos como ejemplo el contraste entre China, donde la gestación subrogada no está permitida, y Brasil, donde sí se considera una opción viable. No obstante, en este país latinoamericano, las largas listas de espera para acceder a un tratamiento lo convierten en un destino menos atractivo y factible.

En India, la subrogación está permitida únicamente para parejas heterosexuales locales, lo que significa que aquellos padres que mantienen relaciones con extranjeros o que forman parejas del mismo sexo se ven obligados a buscar otros destinos para acceder a este proceso.

Todas estas complicaciones plantean a las agencias la necesidad de establecer vínculos entre aquellos que desean ser padres y las clínicas en países donde la gestación subrogada es permitida, garantizando su ingreso sin discriminación y con total libertad.

Si bien esto puede considerarse una solución en la actualidad, es importante tener en cuenta que las legislaciones de cada país difieren significativamente según el tipo de servicio que los futuros padres requieran.

Las leyes pueden llegar a ser restrictivas con respecto a  la orientación sexual, nacionalidad o poder adquisitivo, por lo que cada destino presenta una serie de oportunidades y de desventajas que requieren ser evaluadas con cuidado en cada caso particular.

En este contexto, puede resultar complicado decidir en qué país realizar la gestación subrogada. Por esta razón, en este artículo te brindaremos información sobre los destinos más recomendados, donde encontrarás especialistas de alto nivel y evitarás problemas legales.

Colombia

Dentro de las opciones disponibles, Colombia destaca como uno de los destinos más apreciados por las agencias internacionales que ofrecen servicios de gestación subrogada.

Además de contar con muchas libertades de acceso y estadía para extranjeros, Colombia es de los países más inclusivos con cualquier comunidad en el mundo. Asimismo, en este lugar, las clínicas ofrecen precios accesibles para parejas y personas solas, sean nacionales o de cualquier lugar del planeta.

Family Aims, una agencia internacional especializada en gestación subrogada, trabaja en estrecha colaboración con expertos médicos de la prestigiosa clínica Babynova en Colombia, reconocida por su amplio conocimiento en todas las áreas de la reproducción asistida. Una ventaja sobresaliente es su plan de garantía financiera, lo que brinda a los pacientes una sensación de tranquilidad y seguridad.

Además, en Colombia, las listas de espera son notablemente más cortas en comparación con otros países, con un promedio de 2 a 3 meses. Esto no solo proporciona a los padres en espera una oportunidad temprana, sino que también reduce el costo total del proceso, que comienza a partir de los 65 000 USD.

Estas características convierten a Colombia en una elección excepcional para aquellos que desean explorar la opción de la gestación subrogada.

Estados Unidos

Este destino es uno de los más concurridos, principalmente por su población local. Un país abierto a la inclusión de parejas sin discriminación, que también ofrece múltiples clínicas especializadas en cada método de reproducción asistida para las necesidades de cada persona.

No obstante, aunque las agencias que operan en Estados Unidos también suelen tener alcance internacional, su público objetivo es el local, puesto que para extranjeros puede ser complicado el acceso a la documentación.

La necesidad de visas específicas puede suponer un costo elevado o incluso ser inaccesible para algunos ciudadanos, dependiendo de su nacionalidad. Además, es crucial tener en cuenta las políticas internas, ya que la legislación varía considerablemente entre los Estados, lo que hace necesario encontrar una ciudad que no penalice la práctica de la gestación subrogada.

Como resultado, se produce un aumento sustancial en el presupuesto debido a los gastos y trámites adicionales necesarios para llevar a cabo el procedimiento. Por esta razón, las agencias no pueden asegurar el costo final del proceso.

Además, si no se es ciudadano estadounidense y no se posee seguridad social, cada ciclo de fecundación in vitro puede implicar gastos adicionales, así como cualquier otro examen requerido, lo que incrementa el presupuesto necesario.

Georgia

Aquí la gestación subrogada está exclusivamente permitida para parejas heterosexuales con más de 1 año de relación.

La legislación de Georgia determina que la madre solo puede optar por la gestación subrogada cuando carece de útero o cuenta con uno con notables deformidades que le impiden procrear. Si bien los precios parecen apuntar a ser un lugar ideal por los bajos costos, los cuales rondan los 55 000 USD, a partir de 2024, la nueva legislación en curso prohibirá por completo que cualquier extranjero pueda viajar a este destino para gestación subrogada. Esto limita el alcance y las posibilidades para parejas extranjeras o que sean del mismo sexo.

Chipre

Por sus modernas instalaciones y su personal médico experto, este destino se ha convertido en uno de los favoritos en Europa para la subrogación. Además, su valor turístico lo convierte en un lugar ideal para las parejas, convirtiendo la experiencia de la maternidad en un sueño para comenzar una familia.

Sin embargo, la demanda que existe en Chipre para la gestación subrogada es tan alta que sus costos son sumamente elevados en comparación con otros países.

Por otra parte, representa dificultades de acceso para ciudadanos que no pertenezcan a la Unión Europea, lo que puede incrementar el presupuesto destinado a los padres al lidiar con trámites que le permitan el libre acceso al país, así como gestionar la documentación para la nacionalidad del bebé.

Otro elemento que puede influir en el proceso y el presupuesto es la baja población local, lo que lleva a las clínicas a recurrir a portadoras extranjeras que posteriormente deben viajar a otro país para dar a luz. Estos factores incrementan el costo mínimo estimado de la subrogación, que asciende a 65 000 USD, debido a los gastos imprevistos.

México

Otro de los pocos países de América Latina que ofrece la gestación subrogada es México.

Gracias a la jurisprudencia a favor de la subrogación, en este país no es ilegal el proceso luego de que la Corte Suprema de Justicia fallara a favor de este método para pacientes nacionales e internacionales.

La reciente demanda de este servicio en el país genera que el personal no esté capacitado como en otros destinos. Por otra parte, las restricciones legales en el resto de los Estados elevan los costos, los cuales rondan los 75 000 USD de base.

Además, las tasas de éxito en este campo no son muy altas ni consistentes.

Una de las principales dificultades que experimentan las agencias de gestión familiar es establecer relaciones con clínicas especializadas en este país. Aunque pueda parecer asequible, en ocasiones se convierte en un proceso tedioso y más costoso para los extranjeros.

Elegir el destino ideal para garantizar el éxito

Si bien no hay un único destino preferido que asegure una subrogación rápida y sin problemas, existen diversas opciones para que cada pareja pueda seleccionar la que mejor se adecue a sus requisitos.

Empezar una familia es un proceso largo, que amerita mucho tiempo y una planificación minuciosa que comienza mucho antes de la concepción. En este caso, si tú o algún conocido desea emprender su viaje a la paternidad mediante la gestación subrogada, te aconsejamos asesorarse con un profesional médico especialista en fertilidad y también con un profesional abogado para tomar las decisiones más acertadas.