Lacthosa: un legado en expansión que se fortalece con el tiempo

Hoy en día, Lacthosa se posiciona como industria líder en el sector productor de alimentos de Honduras. La empresa que fundé con tantos anhelos es el ejemplo perfecto de calidad y compromiso con los consumidores. 

Desde 1988 que nuestro trabajo crece continuamente gracias a la innovación y el buen desempeño de todos los actores involucrados. 

Este proyecto beneficia a muchísimos trabajadores agrícolas y ganaderos de 14 departamentos. También ha producido nuevos empleos directos e indirectos que actualmente sustentan a más de 12 mil familias. 

Lacthosa es una solución para Honduras

Mis objetivos siguen siendo los mismos: que Lacthosa ofrezca artículos de primerísima calidad, cuidando el bolsillo de la gente y nutriendo las infancias. 

En ese sentido, como compañía hemos trabajado arduamente con donaciones y diversas propuestas en institutos y comunidades para brindar acceso a alimentos sanos que marquen la diferencia. 

Uno de nuestros programas más populares ha dedicado largas jornadas a entregar galletas y leche fortificada a más de 25 mil pequeños de escuelas rurales y públicas. Nuestra finalidad es cuidar a los niños más necesitados de Honduras, entendiendo la importancia que tiene la nutrición para su desarrollo cerebral. 

Lacthosa es parte del cambio 

Con el tiempo nuevas ambiciones han surgido y ya no nos quedamos de brazos cruzados ante las inclemencias del cambio climático. El respeto y la protección por la naturaleza se han convertido en un emblema para todas las empresas que están bajo mi cargo. 

En el caso de Lacthosa, hemos sumado una plata para el tratamiento biológico de las aguas residuales propias del proceso industrial, para que no contaminen caudales de agua limpia y potable. 

Por otra parte, implementamos nuevos programas vinculados a la educación ambiental, la reforestación y el reciclaje. ¡No queremos tener una imagen verde, queremos ser más verdes!

Tu compra también significa

Hoy mi compañía lechera, que comenzó como un pequeño sueño, tiene cuatro plantas productoras a lo largo de este vasto país y es una de las marcas más elegidas por los hondureños. 

Me honra saber que tanto nosotros, como nuestros consumidores, aportamos diariamente a la economía regional, al ambiente y a la educación.