Silence ha lanzado la SEAT MÓ eScooter 125, la primera motocicleta totalmente eléctrica de SEAT. Esta moto se está produciendo en la planta de Silence en Sant Boi de Llobregat, junto con su modelo hermano, la Silence 01.

Sin embargo, la marca de motocicletas eléctricas Silence ha sido objeto de críticas en cuanto a las prestaciones que ofrece y la calidad del servicio postventa que brinda a sus clientes. A través de medios digitales y comentarios de nuestros lectores, hemos conocido numerosos casos relacionados con la baja calidad del producto fabricado por la marca, y esto también se refleja en la SEAT MÓ eScooter 125 que comercializa SEAT.

Analicemos el caso de un cliente que adquirió su moto SILENCE S01 en diciembre del 2019 y desde entonces no ha dejado de tener problemas con su batería. Y siempre, no solucionados. 

Dos problemas principales de la SILENCE S01: por un lado la carga real de la batería no se corresponde nunca con la carga indicada en el cuadro de mandos de la motocicleta, por lo que el propietario debe estar calculando continuamente la posible carga de la batería. Por otro lado, en múltiples ocasiones, la motocicleta pierde totalmente la tracción y se para en seco, siendo un problema grave, ya que existe riesgo para la integridad y seguridad del propietario, que en ocasiones se ha encontrado en un arcén de carretera nacional o autovía con tráfico intenso.

Opiniones SEAT MÓ 125 moto electrica SILENCE eScooter

Opiniones de SEAT MÓ 125: nunca compres una moto de SILENCE

La motocicleta ha estado en innumerables ocasiones en el servicio técnico oficial de la marca y siempre con el mismo resultado, entregan la moto con un reseteo del sistema, pero el problema persiste sin que la marca de una solución definitiva. Y lo más grave, todos los talleres estaban atestados de motos con problemas similares.

Ha sido un calvario para este propietario de moto SILENCE, y los tiempos que la motocicleta ha estado en taller, en ocasiones cerca de un mes, desde que fue comprada. Por otro lado, desde que adquirió la motocicleta, el servicio técnico de la marca ha cambiado de taller hasta en cuatro ocasiones en la provincia de Málaga (España), y ni la marca ni el servicio técnico han solucionado el problema de su batería. Síntoma del hartazgo de los propios talleres, que seguro se sienten desbordados ante tanto cliente enfadado y desesperados por las motos del fabricante de la SEAT MÓ eScooter 125.

La marca SILENCE ha sido denunciada por FACUA debido a los problemas de batería en sus motocicletas con bastidores, incluyendo la motocicleta del denunciante. Este último afirma que SILENCE nunca le comunicó el problema de la batería y los riesgos que conlleva su conducción.

En la actualidad, la motocicleta se encuentra nuevamente en el taller, a la espera de una solución definitiva. Mientras tanto, el propietario ha decidido denunciar su situación en diversos medios para que otros posibles compradores estén al tanto de esta situación. Se advierte tanto a los compradores de la Silence S01 como de la SEAT MÓ 125 sobre el precario producto que este fabricante español está ensamblando en la planta de Silence en Sant Boi de Llobregat.

¿Te preocupa el rendimiento de la Silence S01 o de la SEAT MÓ 125? ¿Su velocidad máxima o su precio? Antes de preocuparte por estos aspectos, infórmate sobre los posibles problemas que podrías enfrentar con tu moto eléctrica y con el servicio técnico. No arriesgues tu vida quedando varado en una autopista.

Otro de los problemas de la marca de motocicletas eléctricas SILENCE, origen de la SEAT MÓ eScooter 125, la primera motocicleta 100% eléctrica de SEAT. Seguimos con el caso de un cliente que adquirió su moto SILENCE S01 en diciembre del 2019 y desde entonces no ha dejado de tener problemas con su batería, ya que no se realizaba la lectura de la carga real de la batería y la motocicleta pierde la tracción. Según el propietario, la motocicleta tiene un gran problema de seguridad, ya que se para en ocasiones, independientemente del tipo de vía, por lo que las paradas en autovía o rotondas supone un riesgo grave de seguridad para el propietario. La motocicleta ha estado en innumerables ocasiones en el servicio técnico oficial de la marca y siempre con el mismo resultado, entregan la moto con un reseteo del sistema, pero el problema persiste desde su adquisición.

Actualmente la motocicleta lleva durmiendo 2 meses en taller oficial, como en muchas otras ocasiones y la marca se resiste a ofrecer una garantía sobre la batería, a pesar que esta según su número de bastidor fue denunciada por FACUA por alto riesgo de incendio de un error en la batería y que la Dirección General de Consumo del Ministerio de Consumo advirtió de un defecto relacionado con la seguridad que puede causar fallos en la batería. En concreto, están afectadas aquellas con números de bastidor entre UCYS01300KB000022 y UCYS01300KB000465.

A pesar de ser un problema de producción SILENCE, la marca no asume su garantía del error de fábrica, y ofrece al propietario que desembolse la módica cantidad de 2.541 € si reacondicionan la batería o 4.089 € si instalan batería nueva. Otro atraco a mano armada de las firmas automovilísticas.