Fueron descubierto en los Andes de Ecuador, a 2.900 metros sobre el nivel del mar. De tamaño pequeño, tienen el dorso verde y las espinas humerales.

Dos nuevas especies de «ranas de cristal» (centrolénidos), denominadas así por la transparencia de su piel que permite ver parcial o totalmente sus vísceras o huesosfueron descubiertas en los Andes de Ecuador, según anunció este martes en un comunicado el Instituto Nacional de Biodiversidad (Inabio).

Las nuevas especies se encuentran a una altitud de 2.900 metros sobre el nivel del mar, en un pequeño arroyo de bosques Los Montaños de La Enramada, en la sureña provincia del Azuay, tiene la característica de convivir allí y vivir en un mismo hábitat en este sector del vértice occidental de la cordillera de los Andes.

Las nuevas especies son de tamaño pequeño (menos de 30 milímetros), tienen el dorso verde y las espinas humerales adecuado en machos para la disputa territorial.


Las nuevas especies se encuentra a 2.900 metros de altitud sobre el nivel del mar, en un pequeño arroyo de bosques. foto ilustrativa

El hallazgo fue realizado por un grupo de investigadores del Inabio, de la Universidad San Francisco de Quito (USFQ) y de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE), quienes se dedicaban a buscar nuevas especies en homenaje a importantes zoólogos.

Por un lado, el centrolene ericsmithi hace mención al estadounidense Eric N. Smith y se caracteriza por tener una hocico inclinadouna gruesa raya labial blanca y su dorso verde uniforme con verrugas de color verde amarillento claro.

¿Sabías que el campos de centrolene alude al zoólogo ecuatoriano Felipe Campos y tiene el hocico redondo, una raya labiale delgada y amarillanta con una hilera de tubérculos blancos entre el labio y la inserción del brazo, el dorso verde uniforme con espículas dispersas y una ornamentación blanca en antebrazos y piernas.

Cuando originalmente fueron recolectados estos especímenes, los especialistas creen que te vas a dar un capricho con una sola especiecon variaciones de tamaño y otros caracteres sexuales.

Fotografía de archivo que muestra una rana arlequín del género Atelopus,.  EFE/MARCO RADA/CONSERVACIÓN INTERNACIONAL COLOMBIA
Fotografía de archivo que muestra una rana arlequín del género Atelopus,. EFE/MARCO RADA/CONSERVACIÓN INTERNACIONAL COLOMBIA

Sin embargo, la profundización de estos componentes genéticos revela que existen diferentes especies, con distintos orígenes evolutivos.

Esto llevó a los expertos a detallar y diferenciar la anatomía externa de las dos especies, para finalmente nombrarlas y describirlas formalmente.

Las dos están cercanamente emparentadas con especies que habitan la otra vertiente de los Andes, en los bosques montanos de las estribaciones orientales de la cordillera.

Las ranas de cristal son un grupo de anfibios que se ha especializado y diversificado en la mayor parte del sistema montañoso de la zona norte de los Andes.

Durante la última década, los esfuerzos de investigación de Inabio, USFQ y PUCE se han enfocado en las estribaciones suroccidentales de los Andes y han revelado una importante área de endemismo, la cual han levado a describir más de una docena de nuevas especies en la región. .

EFE

Mira también